¡LAS GRANDES COSAS TIENEN COMIENZOS MUY PEQUEÑOS!

17/11/2019

Muchas gracias Ingrid González por tu colaboración en este espacio tan importante y tus años de trayectoria en Multimédica Norte.

 

Prematuros…

La llegada de un bebé a la familia siempre se convierte en un momento único, en el cual los futuros padres, abuelos, tíos, amigos etc… comparten cada etapa y esperan la llegada con gran emoción.

Pero en ocasiones ese momento anhelado se convierte en un periodo de estrés, incertidumbre y desesperación, cuando se adelanta el nacimiento y la vida de ese nuevo ser puede verse afectada al ser PREMATURO.

 

¿Qué es?

Un bebé prematuro o pretérmino se caracteriza por nacer antes de las 37 semanas de gestación de acuerdo con la OMS, se estima que cada año nacen aproximadamente 15 millones de niños prematuros. Cifra que va en aumento, siendo la primera causa de muertes en niños menores de 5 años y de discapacidad de aprendizaje, visual y auditivo principalmente.

Los principales factores que desencadenan un parto prematuro es la falta de control prenatal, madres con embarazos múltiples (mellizos, trillizos…), hipertensión, diabetes o infecciones sin control médico, aunque existen estudios actuales refiriendo que el estrés se convierte en una causa más, y común en nuestra sociedad.

 

Cuidados

La OMS conmemora el 17 de noviembre el Día del niño Prematuro con la finalidad de crear conciencia sobre esta gran problemática de salud, a través de herramientas y recomendaciones basadas en evidencia, para prevenir y cuidar a los bebés prematuros, entre las que se encuentran:

 

Antes del embarazo:

  • Evitar embarazos en edades extremas de la vida.
  • Alimentación saludable.
  • Consumo de ácido fólico como parte de la dieta diaria.
  • Mantener un peso ideal.

Durante el embarazo:

  • Evitar infecciones genitales
  • Asistir a revisiones habituales con el especialista (Ginecólogo) así como ultrasonidos.
  • Asistir a capacitaciones relacionadas con el nuevo proceso, embarazo, parto, lactancia materna etc.
  • No consumir ningún tipo de substancia ilícitas o licitas como alcohol, cigarro, o fármacos no autorizados por el médico.
  • Mantener alimentación saludable con el consumo de ácido fólico
  • Conocer y tener en cuenta los signos de alarma.
  • Dolor en la boca del estómago.
  • Perdida de líquido transvaginal.
  • Presencia de contracciones.
  • Dolor en la zona baja de la espalda o presión en la pelvis.
  • Referir al médico sobre cualquier enfermedad que padezca para tratarla y evitar complicaciones secundarias a estas.
  • Evitar el estrés.

 

Nuestras recomendaciones…

Es por ello por lo que tu equipo de vida HMM te invita a tomar precauciones necesarias para evitar complicaciones durante tu embrazo, y prevenir así un parto prematuro; contando con los mejores especialistas para tu cuidado.

Se parte de esta concientización para que sean menos los pequeños que luchan día a día por su vida.

Al nacimiento de un prematuro no solo la familia vive esa etapa de estrés, si no también cada uno de los miembros del equipo médico (Ginecólogo, anestesiólogo, pediatra/ neonatólogo y enfermeras), ya que su principal finalidad es poder salvar y mantener la vida de ese nuevo ser, al convertirse en nuestra principal misión, pero de igual forma es algo que piden a gritos  los papás, habitualmente esos bebés pesaran menos de 2 kg, podrán tener complicaciones respiratorios principalmente, pero recordemos que es prematuro y todo su organismo es débil e inmaduro, lo que hace que cada miembro del equipo, de todo pero a la vez se encuentre en un momento de desesperación por que cada minuto es vital, lo que puede llevarnos a salvar a esa personita, a ese gran pequeño guerrero que iniciara una batalla a nuestro lado.

 

 

Posted in Blog